martes, 22 de febrero de 2011

A vueltas con la teoría ancap y el ejemplo belga

Bélgica cumple 255 días sin gobierno y la semana pasada Ussía escribía un artículo genial titulado Sin gobierno, donde hablaba del hecho belga y hay una frase que resume todo: "Una sociedad que funciona sin que nadie la gobierne, es una sociedad civilizada y admirable".

Es cierto que lo que ocurre en Bélgica no es una situación de anarquía ya que existe el Estado y toda su estructura, pero sí que es cierto que están sin gobierno, es decir, llevan 255 días sin más impuestos, regulaciones e intervenciones por parte del Estado. Ahora bien, para que funcione es cierto como dice Ussía que es necesario una sociedad civilizada y el cumplimiento de unos principios mínimos y ahí respondo un poco a los comentarios. Es necesario cumplir el principios de no agresión, la propiedad privada y la ley natural.

Lo que me han objetado en los comentarios son miedos comprensibles pero lo que es cierto es que como dicen la autodestrucción no es viable en ningún sentido y esto creo que nunca o casi nunca ha ocurrido en la Historia, de forma natural la división del trabajo y la cooperación proporciona mayor bien a todos, así que el hecho de que un sistema sin Estado nos llevaría a matarnos unos a otros pues no sería real.

Otra cuestión comentan que los que más recursos tuvieran pedirían más, pero es que eso ya ocurre, ¿o es que no existe una casta con privilegios? Pero voy a más, ¿acaso esta casta tiene privilegios porque tienen más medios? No, nos quitan los medios al resto a través de la fuerza, en este caso de la legislación que ellos mismo se ponen y usando a la policía y la justicia para ello, con lo cual, no creo que el monopolio de la fuerza sea mejor que un sistema descentralizado.

Otra cuestión es que comentan el anarco-colectivismo, bien, si el socialismo/comunismo es un error intelectual e inviable en la práctica como ya demostró Mises, el anarco-colectivismo tres cuartos de lo mismo, no es que existan otros principios, si no que el respeto a la propiedad privada es piedra angular de la civilización, es como si quisiéramos ir en contra de la ley de la gravedad, puedes hacerlo, pero seguro que cuando saltes por el balcón te puedes dar un buen tortazo.

Por último, quería comentar que cuando nos acusan a los austrolibertarios o liberales austriacos de individualistas, hay que decir que nos referimos a un individualismo metodológico, es decir, nos sirve para analizar y estudiar la realidad pero no es un individualismo antropológico, al contrario, el hombre nace en una familia y desde que nace hasta que se muere vive en sociedad. Salvo que decida lo contrario, lo cual es muy respetable.

Así que, como comenta Ussía, Bélgica ha inventado el anarquismo conservador de forma práctica y puede sentar un buen precedente, que no surtirá efecto hoy ni mañana, pero tiempo al tiempo y en los libros de Historia seguro que quedará reflejado como un tiempo en el que no existió gobierno y Bélgica no se hundió en la miseria.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El Estado no es más que un grupo de gente que tiene el suficiente poder económico como para obligar a los demás a hacer lo que ellos quieren que hagas.
Y los estados no han existido siempre en la humanidad, han surgido después. Es decir, que los estados han surgido a partir de sociedades sin estado, anarquistas.
¿Y qué significa esto? Pues que si un día llegara al gobierno un partido político que aboliese el estado y declarase una sociedad anarcocapitalista, con el tiempo, aparecería de nuevo un estado. Un estado, que quizá no sería democrático como el que tenemos ahora, sino uno totalitario. Varios grupos de personas bien posicionadas económicamente, podrían unirse para ejercer la violencia en contra de los demás. Y nadie podría evitarlo, porque tendrían más poder que los demás.
Vamos, que una sociedad anarquista sería la ley del más fuerte, la ley de la selva pura y dura. Y los más fuertes actuarían en contra de los más débiles. Si las fuerzas de seguridad y la justicia fueran privadas, habría personas que no podrían pagar esos servicios, y habría otras personas que se aprovecharían de eso.
Tendría que haber un estado que se encargase, como mínimo, de la seguridad y la justicia, de forma que esos servicios fueran accesibles a todos los ciudadanos. Si no, sería un caos insostenible.

Anónimo dijo...

No entiendo tanta chorrada.

Bélgica, en efecto, no tiene UN gobierno, tiene DOS. Bélgica no existe. Flandes y Valonia funcionan de forma independiente.

Otra cosa es que no convenga oficializar la situación, porque Europa se resentiría.

Pero dejad de decir chorradas. Bégica no tiene un gobierno porque son dos países. Tiene dos.

C. Brigantinus Barbatus dijo...

Dos gobiernos es como tener dos jefes... en la práctica dejan mucho más libertad que tener uno. Por lo tanto en una escala imaginaria... se acercaría un poquito al extremo libertario :-)

Jose Soldado Serrano dijo...

Yo estoy con el segundo anónimo: ¿qué hay de los gobiernos regionales y locales? Que en Bélgica no haya Consejo de Ministros no quiere decir que no existan gobiernos. Además, el ejecutivo no falta, la Administración pública puede funcionar sola, sin un gabinete político. La policía sigue funcionando igual que los demás servicios públicos y el parlamento puede seguir aprobando leyes que el ejecutivo y el judicial deben cumplir. Con lo cual, que no haya un gobierno es un tema de política de pasillo, que no haya Estado es algo muy distinto. El Estado belga sigue funcionando. Y, por cierto, no nos olvidemos de la UE, todo su cuerpo jurídico sigue afectando a los belgas. Así que de anarquismo yo diría que nada.

Un saludo.